Planea tu vida y logra tus metas

Planea tu vida y logra tus metas

Es importante tener un equilibrio entre lo personal y lo laboral, es necesario tener un plan de vida equilibrado con nuestro negocio o trabajo, establece un presupuesto personal y genera un hábito de ahorro para lograr tus metas personales y profesionales.

Las metas en las distintas áreas de la vida

Es imprescindible obtener ingresos de nuestro negocio o trabajo, pero no es ideal dedicar todo nuestro tiempo y esfuerzo al trabajo, la vida está compuesta por diferentes áreas y no es nada recomendable obtener una satisfacción personal por solo uno o pocos ámbitos de nuestra vida.

Lo mejor es trabajar en el equilibrio y satisfacción de todas las áreas de la vida y lograr un éxito completo en la misma, ¿Pero cómo logramos esto? Esto no sucede de la noche a la mañana, requerirá mucho esfuerzo y una reestructuración continua para poder lograrlo, el primer paso para identificar las fallas en nuestra vida diaria es la autoevaluación, así identificamos cada una de las partes en las que es necesario trabajar para lograr un éxito personal.

Por lo general las áreas de la vida se componen en:

  • Salud
  • Finanzas
  • Negocio
  • Familia
  • Pareja
  • Diversión y Ocio
  • Desarrollo Personal.

¿Estás al tanto de tu satisfacción en cada una de estas áreas? Primero evalúa cada una de las áreas de tu vida y califica tu percepción en cada una de ellas, un método que se recomienda mucho es autoevaluarse del 1 al 10 en cada una de ellas, siendo 1 el nivel más bajo y 10 el nivel más alto.

  • ¿Cual es tu estado de salud? ¿Duermes bien por las noches? ¿Te alimentas sanamente? ¿Tienes alguna enfermedad que te impide realizar tus actividades diarias? ¿Cómo está tu nivel de estrés?
  • ¿Tus ingresos superan tus gastos? ¿Has liquidado tus deudas? ¿No tienes el hábito del ahorro?
  • ¿Tu negocio es rentable? ¿Te sientes exitoso en tu negocio o trabajo?
  • ¿Tienes tiempo de calidad para dedicarle a tu familia?
  • ¿Tu relación de pareja te satisface?
  • ¿Puedes realizar las actividades que te hacen feliz? ¿Tienes tiempo de socializar cómo te gustaría?
  • ¿Puedes iniciar nuevos proyectos personales? ¿Desarrollar nuevas habilidades? ¿Aprender o hacer lo que siempre has deseado o te ha generado interés últimamente?

Auto-evaluarse te ayudará a identificar las áreas en las que necesitas trabajar más, recuerda tener un balance en todas las áreas, todas son igual de importantes ya que están relacionadas entre sí, no es bueno tener una vida a medias, fallar en una o varias partes de las áreas tendrá consecuencias negativas en otras partes de tu vida, por esa razón es bueno trabajar en todas ellas, para tener una vida plena y lograr el éxito en todas tus metas.

Lograr las metas en las distintas áreas de la vida

Para poder lograr nuestros objetivos primero debemos tener claro lo que queremos lograr, y plantearnos cuál es la meta en cada una de las áreas de nuestra vida.

Teniendo claras tus metas, tendrás que enlistar las acciones que debe llevar a cabo para lograr los objetivos que te has planteado, ten en cuenta que esto podría no pasar de la noche a la mañana, lograr una vida plena requiere esfuerzo y dedicación continua, al principio puede costar un poco de trabajo pero has de tus acciones un hábito y has de esto parte de tu día a día.

¿Cómo hacer tu presupuesto personal?

Como en toda labor se necesitan tiempo y recursos económicos para realizar las metas, administrar el tiempo y el dinero son la clave para alcanzar cualquier objetivo, necesitarás llevar una buena planificación.

Pagos mensuales

Primero calcula tus ingresos por mes, semana y día, después realiza una lista de todos los gastos que debes cubrir durante el mes y anota el monto de cada uno de ellos, también anota la fecha de pago de los gastos mensuales que así lo requieran, (como los gastos de servicios o pagos de tarjetas). De estos gastos totales también puedes desglosar e identificar cuáles gastos corresponden a los gastos del negocio, personales, familiares, etc. Utiliza como ejemplo los gastos de los últimos 3 meses.

En tu lista podrás observar dos tipos de gastos, los gastos fijos aquellos que pagas mes con mes y posiblemente en la misma fecha y los gastos variables, gastos que no siempre se realizan mensualmente pero que suelen ser recurrentes en el año, como artículos de aseo personal.

Recuerde que el tiempo y dinero son recursos que deberás invertir, por esa razón es necesario tener una planificación que nos ayudará a saber cuánto dinero necesitamos para lograr nuestras metas y un estimado del tiempo que nos tomará lograrlas.

Ahora que tienes tu lista de gastos mensuales realizada puedes saber si ¿Mis ingresos son suficientes para mis gastos mensuales? Si la respuesta es No, quizás pueda generar más ingresos para cubrir estos gastos o cancelar pagos de servicios o gastos que consideres innecesarios o poco importantes. Si la respuesta es Si podrás saber cuánto dinero de tus ingresos son destinados a tus gastos mensuales y cuánto dinero puede “sobrar” para el ahorro o gastos de imprevistos.

Si puedes cubrir tus gastos mensuales y tienes dinero “sobrante” que puedes utilizar para el ahorro o gastos imprevistos, de este “sobrante”, divide la cantidad entre 30 (días), así podrás saber el gasto máximo por día que podrías realizar sin afectar a los pagos de tus gastos mensuales.

Pagos anuales

También es bueno hacer una lista de los pagos anuales y si es posible anotarlos con la fecha de pago, suscripciones de servicios anuales, anualidad de tarjetas de crédito, pagos de colegiaturas, pagos del auto, etc. De esta forma no tendrás sorpresas en algún mes del año y podrás anticiparte y tener el dinero para el pago de esos servicios. Para tener estos gastos dentro de tu presupuesto podrías dividir el monto total entre doce meses, así, podrás saber y guardar mensualmente el monto correspondiente de tus gastos anuales.

¡No es tan complicado! Una vez que conozcas tus ingresos y egresos podrás tener un control total de tus finanzas y con esta planificación lograrás tus objetivos, generar una rutina y nunca más volverás a sufrir por el pago de tus bienes y servicios.

Recuerda que tus gasto siempre estarán en constante cambio por los cambios que ocurran en tu vida y nuevos gastos que pueden aparecer mes con mes, así que no olvides actualizar tu lista de pagos mensuales y anuales, al principio, quizás, no liquidez tus dudas en el tiempo en el que lo planeaste, ¡Pero hey, estás aprendiendo! Es tu primera vez, están surgiendo nuevas cosas (quizás por que estas mejorando), ¡No lo abandones! solo vuelve a planificar y con el tiempo lo lograras.

El ahorro

Ok, ¡Lo logramos! Tenemos un control total sobre nuestros ingresos y egresos ¿Hay algo más? ¡Por supuesto! El ahorro es importante, muchas personas solo piensan en el pago de sus deudas, lo logran e inmediatamente se vuelven a endeudar, tener un control de nuestras finanzas no es solo para tener un control sobre el pago de nuestros bienes y servicios y vivir al día, es necesario destinar una parte de nuestros ingresos para el ahorro, muchas personas no tienen este hábito, pero es fácil lograrlo.

El ahorro nos permitirá tener dinero para un imprevisto o para consentirnos con algo, alguna compra importante o ¿Porque no? Alguna diversión. No gastes siempre todo el dinero que tienes ahorrado, recuerda siempre mantener al menos 6 meses de tu salario, esto te ayudará muchísimo en caso de una emergencia personal o incluso global.

Recuerda que, la gente no se hace rica gastando su dinero a lo tonto, ten un control de tus finanzas, genera un habito y tendrás una vida plena.

La importancia del ahorro

El ahorro debe ser una cantidad que se toma al día, a la semana o al mes de los ingresos totales, con esto podrás cubrir necesidades futuras, y ¿Por qué no? Hasta invertirlo. Idealmente deberías ahorrar entre el 10% y el 15% de tus ingresos totales, se paciente y genera un hábito del ahorro y cuando menos te des cuenta tendrás dinero para algún imprevisto o satisfacción. Además de ahorrar para tu vida personal, si cuentas con un negocio deberás de tener un ahorro aparte para el mismo.

Conclusión sobre las metas en las áreas de la vida

Muchas personas viven al día y reaccionan ante lo que se va presentando sin ninguna planificación o anticipación a nada, al crear metas en tus áreas de la vida y cumplirlas podrás crear tus propias circunstancias y no solo responder a lo que la vida te va presentando, de esta forma tendrás más control de tu vida, recuerda… “Tu vida, tus reglas”.

Las metas en las áreas de tu vida pueden ser a mediano o largo plazo, estas metas deben ser lo más precisas con lo que quieres lograr, ajustándose a tus recursos y posibilidades, puedes establecer un plazo con el que quieres lograr tu objetivos, pero recuerda que las cosas no siempre se cumplen en los tiempos establecidos, no te desanimes con eso y continúa, lo importante es que lo logres, un paso a la vez.

Recuerda no enfocar todos tus esfuerzos solo a un aspecto de tu vida, lo que hagas en un aspecto de tu vida beneficiara o impactará a otro, algunos aspectos tendrán más prioridad que otros pero siempre es importante encontrar un balance y lograr todos tus objetivos para tu crecimiento y realización tanto personal y el de tu negocio (si cuentas con uno).